IMPORTANCIA ACTUAL Y FISIOPATOLOGÍA DEL GLAUCOMA

04 / 22

El glaucoma es la principal causa de ceguera irreversible en todo el mundo1,2,3.

La prevalencia mundial estimada de glaucoma de ángulo abierto (GAA) es del 3,5% en personas de 40 a 80 años y de glaucoma de ángulo cerrado (ACG) del 0,50%. En 2020 se estimó que la cantidad de personas con glaucoma era de 76 millones y se espera que aumente a 112 millones para 2040. La prevalencia del glaucoma está influenciada por la raza: la OAG es más frecuente en las poblaciones de raza negra, mientras que la ACG es más frecuente en las poblaciones de Asia oriental1.

Debido a la naturaleza de lenta progresión del proceso de la enfermedad, casi todos los pacientes son asintomáticos hasta etapas tardías de la enfermedad2,3.

El glaucoma es un proceso de enfermedad multifactorial, y su patogenia no se conoce por completo. Aunque se presta mucha atención al papel de la presión intraocular (PIO), también pueden estar involucrados otros factores como el flujo sanguíneo ocular anormal, la susceptibilidad estructural anormal de la lámina cribosa, la presión intracraneal baja, la autoinmunidad y la disfunción mitocondrial2.

Se cree que el aumento de la PIO daña la lámina cribosa, lo que da como resultado la pérdida del soporte estructural y metabólico normal de los axones de las células ganglionares de la retina y la alteración del transporte axoplásmico. La disminución de la señalización neurotrófica a las células ganglionares de la retina probablemente da como resultado el inicio de la apoptosis2.

Aunque es irreversible, el daño glaucomatoso se puede detener o retrasar con la detección temprana y el tratamiento adecuado. En la actualidad, el único medio de tratamiento probado es la reducción de la PIO con medicamentos, tratamiento con láser y cirugía de incisión2.

Los médicos de Atención Primaria pueden desempeñar un papel importante en la detección temprana del glaucoma mediante la identificación de los factores de riesgo y la colocación de ventosas en el disco óptico durante el examen, derivando a los pacientes apropiados para una consulta oftalmológica y educando a los pacientes en que el glaucoma requiere adherencia a la medicación y seguimiento regular2,3.

La crisis aguda de ángulo cerrado, aunque rara, produce disminución de la visión, dolor ocular y periorbitario, enrojecimiento de los ojos y náuseas2.

Los factores de riesgo incluyen la edad avanzada y los antecedentes familiares. Se debe recordar a los pacientes con glaucoma que aconsejen a los miembros de su familia que sean evaluados por un oftalmólogo2.

 

 

Bibliografía
1. European Glaucoma Society Terminology and Guidelines for Glaucoma, 5th Edition. BR J Ophtalmol 2021;105(Suppl 1):1-169.
2. Kang JM, et al. Glaucoma. Med Clin North Am 2021;105(3):493-510.
3. Stein JD, et al. Glaucoma in Adults-Screening, Diagnosis, and Management: A Review. JAMA 2021;325(2):164-174.

 

 

© Oftalmofuture 2019 – Todos los derechos reservados